EL CONTADOR Y EL RETO TRIBUTARIO

April 28, 2017

/

Contaduría Internacional

Además de conocer muy bien la empresa y saber del negocio sobre el que tiene la responsabilidad del proceso contable, “el contador del futuro debe ser un profesional creativo, que le ponga cuidado a la búsqueda de oportunidades y que encuentre formas diferentes de hacer las cosas, dentro del marco jurídico, por supuesto”, afirmó José Alejandro Herrera Carvajal, experto en derecho tributario e invitado a la sesión de Compartiendo experiencias, del pregrado de Contaduría Internacional de la Universidad de Los Andes.

En toda empresa se plantean situaciones tributarias que se pueden convertir en un verdadero reto para los contadores; en ese momento el profesional debe ir más allá de la consignación de los datos, “por eso debe conocer del negocio”, sostuvo Herrera, porque además de ser los garantes de una información confiable, deben discernir más allá para guiar la toma correcta de decisiones de los directivos y el cumplimiento tributario.

Como ejemplo de la versatilidad del contador, planteó el uso de la brújula, que muestra el norte, pero no establece los obstáculos que se puede encontrar en el camino. Por eso es importante conocer perfectamente las herramientas con que se cuenta, la información, su manejo y la empresa, y apelar a la creatividad para sortear las dificultades.

A lo largo de su presentación, al abogado fue enfático en reconocer que en el mundo tributario, la contabilidad es fundamental y debe estar acorde con la presentación de los impuestos: “En muchas ocasiones hay prevalencia de la forma en detrimento del fondo, pues en las organizaciones hay temor a las sanciones de la DIAN, y es posible que por eso haya malos entendidos; por eso es importante que el contador tenga claridad no solo sobre la información, para que pueda dar claridad frente a las dudas”.

Así mismo, aseguró que en Colombia se ha avanzado en la articulación entre la contabilidad y los procesos tributarios, incluso por encima de los riesgos que se puedan presentar. Recomendó dejar un rastro histórico claro del registro tributario, pues con los cambios que se dan periódicamente es sano contar con documentos que consignen los movimientos de impuestos a lo largo de la vida de la empresa.

También, invitó a los estudiantes a “dominar el inglés perfectamente, pues es la mejor manera de entender y aplicar sin ninguna duda de interpretación las normas IFRS” -International Financial Reporting Standard-, cuyo objetivo es reglamentar la actividad contable en todo el mundo, para la obtención de información, mediciones y requisitos relacionados con todos los negocios y actividades económicas, que requieren estados financieros. “Además hay que recordar que las organizaciones cambian y, por lo tanto, la información también”, puntualizó.

Share:

  • Share on Twitter

  • Share on Facebook

  • Share on Email