La revista Dinero reconoció la labor de la Universidad de los Andes en su edición especial de emprendimiento en junio

August 18, 2016

/

Published in General News

Bart van Hoof, profesor que nos acompañó hasta el pasado miércoles en la Facultad de Administración y experto en sostenibilidad, junto con el Centro de Estudios de la Orinoquía (CEO) fueron invitados por la revista Dinero para hacer parte de la edición especial sobre emprendimiento que fue publicada el pasado junio. La investigación y puesta en práctica de un proyecto que le apuesta a la valorización del marañón en Colombia hizo parte de un grupo de empresas y emprendimientos destacados en la revista por el respeto al entorno y la contribución a la sostenibilidad. 

180716 Banner Interna

Van Hoof resalta esta mención de Dinero como una oportunidad para generar credibilidad hacia el proceso: “facilita la gestión de los proyectos y genera el ambiente propicio para que haya confianza en las etapas delos proyectos. Además es un aporte importante para nuestra labor académica porque muchas de las investigaciones que hacemos no llegan al público. Esta es una forma de exponerla y de validarla, que es el fin de muchas de las cosas que hacemos. Este tipo de revistas y entrevistas logran que el conocimiento académico tenga relevancia y un impacto en la realidad”

Hablamos con el profesor van Hoof sobre el proyecto presentado en Dinero y sus implicaciones en la realidad colombiana.

¿De qué se trata la investigación que apareció en la revista Dinero en la edición de emprendimiento?

Es un proyecto que nació desde el CEO y del programa de ciencia y tecnología de Colciencias y que busca regionalizar la investigación. El CEO identificó un clusterde empresas relacionadas con la producción y comercialización del marañón ubicado en municipios alrededor de Puerto Carreño, Vichada. Vimos la oportunidad de aplicar un método que sale de una experiencia previa de encadenamiento de empresas alrededor de Bogotá. Estructuramos una propuesta para utilizar nuestro modelo de gestión que se basa en la colaboración en red de estrategias de cambio y en la importancia de aprender haciendo. Armamos una propuesta y la presentamos a Colciencias en conjunto con Coropoica, que es nuestro aliado en el tema técnico agrícola del marañón. Nuestra propuesta fue avalada, todo el proceso duró casi 2 años desde la formulación hasta la aprobación del proyecto. Así empezamos.Ya tenemos la primera etapa. Inició en septiembre del año pasado y ahora, en agosto culmina. Ya formulamos la segunda etapa, está en gestión.

¿Cuál es el objetivo que se quiere alcanzar con este proyecto?

Escuchar audio

Los clientes vienen de la cadena de restaurantes Wok, de la fundación Nutresa y dePepsico entre otros. En junio participamos en la feria Alimentec en Bogotá. Trajimos a los productores para promocionar el marañón y los clientes que consiguieron ahí van a Vichada a principios de agosto para entender la situación. Van a conocerse, a entender el proceso y esperamos que estos encuentros terminen en transacciones comerciales. Nosotros ayudamos a forjar esta conexión.

¿Por qué le interesó este tema?

Escuchar audio

Entonces, por un lado, el proyecto tiene impacto en la práctica y, por el otro, hacemos investigación académica sobre esa práctica que buscamos publicar. Actualmente estamos trabajando en un libro sobre cómo desarrollar negocios en el campo para reforzar esta visión de cadena de valor. Esto es importante porque lo que se puede encontrar en el campo colombiano es que hay muchos campesinos que producen y que no tienen la perspectiva de cadena de valor. Producen y luego venden al mejor postor y generalmente les va mal, en el campo hay muchísima necesidad. Es decir, hace 40 años el campo colombiano representaba el 40% del ingreso nacional, mientras que hoy en día es menos del 6%. A su vez, el agro utiliza el 40% de toda el agua consumible en Colombia, genera el 50% del impacto del efecto invernadero y más o menos el 20% del empleo en el país. ¡Y solo produce el 6% del ingreso!

Con este tipo de proyectos queremos abrir nuevos modelos de gestión basados en negocios que puedan dar perspectiva al agro y ojalá que en algún momento eso se transfiera a políticas de fomento del campo. En las últimas décadas las políticas no han contribuido: el agro es un sector muy deprimido. Y este es un momento crítico porque la paz se va a jugar y a desarrollar en el campo. Hoy en día tan solo se está utilizando el 20% de la tierra disponible para actividad agro por la baja capacidad, por la poca integración y visión de cadena de valor. Nosotros con ese tipo de proyectos y modelos queremos mostrar ejemplos de alternativas que tienen una visión diferente.

¿Qué lo impulso a investigar sobre el campo colombiano?

180716 Banner Interna 2

Yo personalmente, soy holandés, ya llevó 20 años en Colombia. Yo vine a Colombia con una visión de desarrollo, pero era más un ideal. Con los años he aprendido cómo puedo contribuir y creo que desde la academia tenemos una herramienta de cambio muy poderosa en la sociedad. Por un lado se difunde conocimiento en los estudiantes y por otro lado la investigación genera nuevos conocimientos. Este tipo de proyectos, como el del marañón en Vichada, tiene impactos directos y a la vez es materia prima para la investigación. Para mí ese es el método de contribuir al desarrollo de una forma muy operativa y muy real. El campo colombiano en este momento es un desafío muy grande, hay muchísimos problemas y a la vez muchísimas oportunidades para modelos alternativos. Algunos buscan siempre estar con el viento a favor, los que trabajamos en desarrollo buscamos los vientos en contra para convertirlos y aprender de ello. Ese ha sido mi camino de investigación y de vida. Yo nunca he ido por el camino pavimentado, yo estoy siempre buscando los caminos menos conocidos, los que a primera vista no son tan favorables, para poder contribuir a su cambio. Se trata de pensar más allá de uno mismo. La academia es un modelo de cambio de sociedad y ese es mi objeto: el cambio de sociedad. Esa es mi motivación.

Lea aquí la publicación completa

Share:

  • Share on Twitter

  • Share on Facebook

  • Share on Email