CON LOS LENTES DEL LÍDER

Septiembre 6, 2017

/

Categoría: Noticias Generales

Jack Denfeld Wood, una autoridad en temas de liderazgo

Reflexiones sobre liderazgo
Por: Sandra Gutiérrez P.

Jack Denfeld Wood, una autoridad en temas de liderazgo, estuvo en la Facultad de Administración de la Universidad de Los Andes, realizando talleres para profesores y estudiantes del EMBA, MBA y Educación Ejecutiva. Con un estilo particular, propio de la combinación entre psicoanalista y militar distinguido de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, habló en una entrevista sobre la formación de líderes, el desarrollo de sus capacidades y su incidencia en el entorno, entre otros temas.

“El líder, en un sentido muy primitivo, es el que va primero en la fila. Si se analiza más profundo, es el primero que toma una acción: El primero que hace una pregunta, o el primero que detiene a alguien que pueda tomar una mala decisión, o el primero en decir ´paremos y pongamos atención a lo que está pasando´ y el grupo lo sigue. Aquí alguien ejerció liderazgo”. Así explica el profesor Wood qué es un líder.

El liderazgo “es una energía que hace que un grupo se mueva. Usted lo puede ver como un motor. El líder es quien canaliza y usa eficientemente la energía del motor para desplazar al grupo hacia algún lugar, hacia una meta”; con esto, Wood ejemplifica la responsabilidad del líder hacia el logro de objetivos y la manera como encausa su liderazgo hacia el equipo de trabajo: Un liderazgo mal entendido “puede desgastar la gasolina de ese motor y no ir a ningún lado; no orienta la energía hacia algún tipo de meta o tarea, de una manera responsable”. Y añade: “Un líder es alguien que ejerce el liderazgo eficazmente. Cuando trabajo en talleres o conferencias con ejecutivos, lo que busco es que ellos desarrollen sus capacidades para ejercer el liderazgo responsablemente”.

Ahora bien, el liderazgo no se centraliza en una sola persona. En un grupo existen personas que lideran pero todos son necesarios dentro del equipo para desarrollar las actividades que se requieran en búsqueda del logro de los objetivos: “Tendemos a entender la relación entre los líderes y los seguidores en un solo sentido” (…) pero, “un buen líder también necesita asegurar las relaciones interpersonales dentro del grupo al mismo tiempo que se ejecutan las acciones para llegar al objetivo. El liderazgo se ejerce en esas dos direcciones: La tarea se hace y las relaciones se alimentan. El equilibrio es importante, pero debe ser un equilibrio dinámico y no estático”.

Es así como el grupo -de líderes y seguidores- debe ser consciente de sus capacidades y su responsabilidad en el logro de la meta. “En una unidad militar el liderazgo cambia imperceptiblemente, dependiendo de la situación. Por eso es importante un equipo disciplinado, tanto para tomar iniciativas como para seguirlas; pero si el equipo es más obediente que disciplinado, la estructura se torna rígida y se puede atascar. Por eso prefiero grupos disciplinados con motivación interna para hacer las cosas”.

La conciencia del líder

Cuando alguien asume el liderazgo de alguna situación debe asegurarse de varias cosas: “tiene que darse cuenta de sí mismo, de cómo está su grupo y de la situación alrededor. También debe tener una visión muy clara y comunicarla, inspirar a su equipo y guiarlo a través de sus tareas para llegar a esa visión”.

Según Woods, si bien el líder debe conocerse a sí mismo, su liderazgo no solo depende de sus características personales, se trata también de la capacidad para percibir las situaciones que tiene entre manos y con las que tiene que trabajar. “Por ejemplo el carisma. La gente cree que se nace con carisma –que literalmente es el regalo de los dioses-; pero si históricamente observamos a quiénes han sido considerados carismáticos, no es esta característica lo que los sostenía como líderes, es decir, lo que les da carisma es su proyección en los otros”.

Con esto se puede decir que “el líder obtiene su poder del sistema social, más que de unas características personales. Este es un ejemplo que le pongo a los gerentes con los que trabajo: Si yo los llevo, con todo y sus características personales de líderes, a dirigir un grupo de la empresa de su competencia existe una alta posibilidad de que falle. Entonces,¿qué pasó con su gran liderazgo? Su autoridad como líder se la da la forma de relacionarse con otros”.

Por eso un líder debe contar con varias “manos derechas” en su grupo primario, es decir, el equipo más cercano, con el que más contacto tiene, y con quien debe compartir su liderazgo. Wood considera fundamental trabajar con grupos pequeños, pues así es viable desarrollar una dinámica grupal. “Si usted es el CEO de una empresa, tiene un grupo de ejecutivos. Si es el presidente de la junta directiva, ese es su grupo. Siempre seguirá trabajando con grupos pequeños. Si es el presidente de un país, tiene su gabinete de ministros o sus asesores. Pero lo más importante es que el liderazgo no es una cosa individual sino grupal”.

 

¿Autoridad o autorización?

Es importante no confundir la autoridad en el liderazgo con “ser autoritario o dominante”. Según Wood, anteriormente se creía que el liderazgo era el poder de dominar, porque el deseo de dominio siempre está latente: “El comportamiento autoritario se da como una manera de dominar, pero eso no es liderazgo, es una dinámica de poder. Un líder autocrático necesita de la obediencia: alguien que manda y alguien que obedece, pero la obediencia no es lo mismo que la disciplina. Si yo soy el líder y digo qué es lo que quiero hacer y los miembros de mi equipo no responden, pues no se hace, o les obligo y ellos hacen lo mínimo requerido. No están comprometidos con los resultados”.

Aquí Wood habla de la autorización formal e informal de grupo. Alguien puede ser formalmente el líder de un proyecto; pero si no se tiene la autoridad informal, es decir, el reconocimiento del grupo, puede ser difícil ejecutar el proyecto. “Los organigramas en todas las empresas del mundo son parecidos, pero trabajar en cada uno los grupos que lo conforman es diferente. Los organigramas se establecen por responsabilidades en cada cargo y se distribuyen en cascada, por niveles, aparentemente homogéneos. Sin embargo, en cada grupo hay un sociograma que los hace disímiles, cada uno toma espacios diferentes: hay quien toma poco espacio pero tiene mejores ideas y viceversa”.

 

Para finalizar

El liderazgo es cambiante en la medida en que el contexto también lo es. De acuerdo a determinadas condiciones, un líder asume la conducción de un grupo con el fin de lograr algún objetivo, pero son las condiciones del contexto y las características de los miembros de cada grupo lo que determina quién asumirá el liderazgo. Eso sí, con responsabilidad y eficacia.

Compartir:

  • Compartir en Twitter

  • Compartir en Facebook

  • Compartir por Email